Desde que Ferretería Gil abrió sus puertas hace ya más de 30 años hemos visto crecer el barrio. Siempre ha sido nuestra intención ayudar al cliente y ofrecerle la mejor solución a sus problemas. Con ese objetivo hemos ido evolucionando, ampliando nuestros servicios y buscando nuevos productos innovadores, pero siempre manteniendo la esencia de lo que debe ser una ferretería clásica. Hoy en día seguimos con la misma ilusión que al principio, con nuevas ideas y nuevos servicios por venir. Gracias por confiar en nosotros.

Te esperamos.

Ferretería Gil